CRIADAS Y SEÑORAS de Kathryn Stockett -

18-02-2019 04:30 -06:00

 

CRIADAS Y SEÑORAS

Kathryn Stockett (Jackson, Misisipi, 1969) Stockett creció en Jackson, Misisipi. Tras graduarse en la Universidad de Alabama con una carrera de Inglés y Escritura Creativa, se mudó a Nueva York. Allí vivió durante 16 años y trabajó en revistas y marketing. Está divorciada, y tiene una hija. Stockett trabajó en revistas mientras vivía en Nueva York, antes de publicar su primera novela en 2009. Criadas y señoras le llevó cinco años, y el libro fue rechazado por sesenta agentes literarios antes de que la agente Susan Ramer aceptara representar a Stockett. Criadas y señoras ha sido publicado en cuarenta y dos idiomas. En agosto de 2012, había vendido diez millones de ejemplares y pasó más de cien semanas en la lista de los más vendidos del New York Times.

Aibelene Cooper, una sirvienta que trabajaba para el hermano de Stockett, presentó una demanda en un tribunal de Misisipi. Cooper declaró que la novelista había utilizado su imagen en el libro. Stockett negó los cargos de robar su imagen. Finalmente, un juez del condado de Hinds desechó el caso del tribunal.

CRIADAS Y SEÑORAS.

La trama tiene lugar en 1962 en la ciudad Jackson, Misisipi, de donde es Stockett. Allí vive la señorita Eugenia, a la que todos llaman Skeeter, una desgarbada y sensible niña bien de veintitrés años que acaba de licenciarse en la universidad y que no se parece demasiado a sus amigas. Sucede que las jóvenes que la rodean y que llevan siendo sus íntimas desde la infancia están todas casadas y con niños de corta edad, camino que decidieron tomar dejando de lado sus estudios, como si no hubiera otra opción. Esto ya distingue a Skeeter de sus colegas, sí, pero también su poco interés por la moda y la estética (para desesperación de su madre), sus deseos de trabajar como periodista (comienza a perseguir su sueño escribiendo una columna de consejos domésticos en el periódico local), su anhelo secreto de enamorarse más que "pillar" a un hombre de provecho y, sobre todo, su comportamiento con las criadas negras que las rodean.

Porque Criadas y Señoras deja inmediatamente claro cómo eran (mal) tratadas y cómo vivían las mujeres negras que dedicaban toda su vida a servir y a aguantar a sus caprichosas y casi siempre inclementes empleadoras. Eran éstas princesitas blancas sureñas que las contrataban para que hicieran toda clase de tareas domésticas, inclusive criar a sus niños, algunas veces no queridos por sus padres.

 Pero la señorita Skeeter, pudiendo ser una de éstas, sale rana...Descontenta con su entorno pese a fingir tolerarlo, en la inquieta cabecita de Skeeter germina rápidamente una gran idea para dejar con la boca abierta a una poderosa editora de Nueva York que decide darle una oportunidad: escribir un libro que recoja los testimonios de una docena de criadas negras de Jackson, eso sí, cambiando los nombres propios y el de la propia ciudad para evitar represalias.

Para ello contará con la impagable ayuda de Aibeleen y de la acelerada, deslenguada pero bondadosa Mimmy, ex sirvienta de la terrible Hilly, la abeja reina de esa cuadrilla de pijas almidonadas que viven para aparentar, acumular cosas materiales, competir, criticar y maltratar a sus criadas.

Y lo que empieza como un excitante pero ingenuo proyecto secreto, acabará por cambiar para siempre a muchos de los implicados de una forma u otra en su gestación y publicación.

 

Lugar: Topalekua

Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información