DESAYUNO EN TIFFANY´S de Truman Capote -

17-02-2020 17:00 -18:30

DESAYUNO EN TIFFANY'S. TRUMAN CAPOTE

Truman Streckfus Persons (Nueva Orleans,1924-Los Ángeles, 1984), literato y periodista estadounidense.

A los cuatro años sus padres se divorciaron y durante el resto de su niñez vivió la inestabilidad y la soledad del típico producto de "hogares separados", en las granjas del Sur profundo y rural. Su madre se volvió a casar con un próspero hombre de negocios apellidado Capote, nombre que adoptó Truman casi de inmediato.

Escritor precoz, desde muy adolescente había comenzado a pergeñar historias para paliar la soledad de su infancia. A los dieciocho años entra a trabajar en el New Yorker y a los veintiuno deja el periódico y publica un relato, Miriam, en la revista Mademoiselle.

Después del galardón, y tras haber conseguido que se hablara de su estilo "gótico e introspectivo" y de la influencia de Poe en sus cuentos, Truman Capote escribe, durante dos años, Otras voces, otros ámbitos (1948). Esta novela impresionó más por su abierto planteamiento de las relaciones homosexuales que por sus verdaderos méritos literarios.

Vinieron luego los años de sus viajes y de residencia en Italia, Grecia y España; visitó también la Unión Soviética. Durante la década de los cincuenta publica insuperables entrevistas en Playboy y termina una de sus novelas más deliciosas, Desayuno en Tiffany's (1958).

Su interés por el periodismo y su intensa colaboración con la revista New Yorker lo acercaron a la disciplina del reportaje de investigación, lo que dio como fruto su célebre obra A sangre fría (1966), creadora del género de novela de no ficción.

Por esta novela, junto a Norman Mailer y Tom Wolfe, Capote es considerado uno de los padres del nuevo periodismo, que combina la ficción narrativa y el periodismo de reportaje, dentro de una nueva concepción de la relación entre realidad y ficción.

Sus relaciones con el cine se extendieron además a la escritura de guiones, entre los que destaca el de ¡Suspense!, de Jack Clayton (1961). Incluso interpretó un papel en Un cadáver a los postres (Robert Moore, 1976).

A principio de los setenta, Capote comenzó a escribir la que sería su obra póstuma e inacabada, Plegarias atendidas. En 1975 publica Música para camaleones, un conjunto de relatos escritos con el magistral estilo de Capote, en los que bucea con implacable lucidez en la poesía y el horror de la vida.

Capote fue un maestro en el arte de la construcción imaginativa (tanto en el relato corto, reportajes o novelas), y sobre todo un poseso de la perfección estilística. Su obra quedará al lado de las ya clásicas de William Faulkner, Eudora Welty y Carson McCullers.

Murió a los 59 años, de cáncer de hígado.

"Sí, soy homosexual. ¿Y qué? Hay tantos que lo son...La vida es dura, muy dura, y si vamos a vivirla con traumas y complejos...".

“Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio”, dijo de sí mismo.

Pero si hacía gala de una gran mordacidad al referirse a los demás, no era menos generoso cuando se refería a él mismo. Sobre su escasa estatura dijo en una entrevista que "tengo el tamaño de un revólver y soy igual de ruidoso".

"La vida es una buena obra de teatro con un tercer acto mal escrito".

 

DESAYUNO EN TIFFANY'S

Son apenas cien páginas y, gracias a la prosa de Capote, la lectura es realmente ágil y sencilla. Desayuno en Tiffany’s es una novela sencilla, minimalista, encerrada en Holly y su sensualidad de mujer graciosa y leve. Todos la aman, pero también todos encarnan los límites de una sociedad que se estrella en las lentejuelas falsas de lo vanidoso y artificial.

Te enamoras de la obra y te enamoras del personaje. De esos a los que llegas a amar tanto y a la vez te puede sacar de quicio por su falta de consideración. Holly Golightly es extravagante, loca, no se rige por ataduras ni convencionalismos. Es lo que diríamos libre pero sabes que está ocultando o escapando de algo, y ese algo puede que sea su verdadero yo. Está llena de contradicciones, es una chica sencilla que dice lo que piensa, pero a la vez se rodea de misterio y glamour. Inocente pero muy astuta. Farsante pero bellamente auténtica. Sabedora del poder de atracción que ejerce sobre los hombres, los maneja a su antojo y se mueve con soltura dentro de la sociedad más sofisticada neoyorkina, rodeada de escritores, jóvenes adinerados, y modelos. Puede que todos los personajes masculinos estén de una manera u otra enamorados de ella igual que le ocurrirá al lector.

Capote es un artista de la palabra justa, de la imagen ineludible, precisa. Nos pinta un cuadro con los colores que él conoce mostrando a Holly como la joven que no tiene pasado y que no quiere recordar. Holly es presente, sin dueño, coqueteando con todos y mirando de reojo los sueños que viven en el modelo característico norteamericano. Holly es más Holly en la joyería Tiffany´s.

Holly seduce y cautiva como le gustaba hacerlo a Capote. El libro destila un glamour divertido, romántico, fresco, engalanado por situaciones que rozan lo cómico y emocional. Holly es querible.

Desayuno en Tiffany’s es una exquisita novela corta acerca de los sueños, los anhelos de vida y la libertad

Lugar: Topalekua

Uso de Cookies: Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información